A estas 5 leonas les ha crecido la melena... y ahora se comportan como machos



¿Se trata de una cuestión evolutiva o tan solo de una anomalía genética?

A cinco leonas en Botswana les ha crecido la melena y están mostrando conductas propias de los machos. Una incluso está rugiendo y montando a otras hembras.

Los leones macho se distinguen por su característica melena, que utilizan para atraer a las hembras. También rugen para proteger su territorio o para llamar a los miembros de su manada. Las hembras, en cambio, carecen de melena y no acostumbran a ser tan vocales.

Aunque ya se había registrado con anterioridad algún caso de leonas con melena, han sido extremadamente raros y anecdóticos. Vamos, que sabíamos que existían, pero no se había estudiado su comportamiento.

 
Ahora, Geoffrey D Gilfillan de la Universidad de Sussex (en Reino Unido) y su equipo, han reportado el caso de de estas cinco leonas. El grupo de hembras, todas ellas con melena, viven en la reserva Moremi Game, en el delta Okavango de Botswana.

Gilfillan comenzó a estudiar a estas leonas en marzo de 2014. Desde entonces se ha centrado en grabar el comportamiento de una de ellas, llamada SaF05. Tenía una melena subdesarrollada y era más grande que la mayoría de hembras.

"Mientras SaF05 se comporta esencialmente como una hembra (quedándose con la manada y apareándose con machos) también tiene comportamientos propios del otro sexo, como marcar el territorio y rugir, además de montar a otras hembras" explicó Gilfillan.

"A pesar de que las hembras rugen y marcan el territorio como machos, suelen hacerlo con mucha menos frecuencia que ellos" dijo. " SaF05, en cambio, era mucho más masculina en su comportamiento, marcando y rugiendo de forma regular".

"Una explicación probable al caso es que, al crecer, los niveles de testosterona de estas leonas hayan aumentado" comentó Luke Hunter, presidente y jefe oficial de conservación en la organización mundial de conservación felina, Panthera.

En los leones, la testosterona afecta directamente al desarrollo de sus melenas. Los machos castrados, por ejemplo, pierden su habilidad de producir su testosterona y, en consecuencia, pierden su melena.


En 2011, Emma, una leona cautiva en los Jardines Zoológicos Nacionales de Sudáfrica, desarrolló una melena también. Los test realizados revelaron elevados niveles de testosterona debidos a un problema en sus ovarios. Una vez solucionado el problema, volvió a tener un aspecto de leona convencional.

Según Kathleen Alexander, de la Universidad Virginia Tech, la idea de que la testosterona está implicada en el caso de las leonas de Botswana también está respaldada por su fracaso reproductivo.

" Aunque se haya observado a las leonas copulando, ninguna de ellas se quedó embarazada, lo cual sugiere que son infértiles, una consecuencia conocida de tener niveles elevados de andrógenos (como la testosterona) siendo hembra" dijo. "Los cambios a nivel de comportamiento sugieren que éste es el caso".




Hunter sospecha que ésta explicación se aplica a los sujetos estudiados por Gilfillan y sus colegas. "Dado que las cinco hembras vienen de la región de Okavango debe haber un componente genético detrás del fenómeno", dijo.

" No pienso que sea nada de lo que preocuparse" comentó Hunter. "A pesar de que las hembras son aparentemente infértiles, viven vidas largas y saludables. Y desde una perspectiva conservacionista, no hay nada que sugiera que el patrón se esté incrementado o que vaya a ser algo más que un raro fenómeno local".


Anuncio