Los mexicanos roban los materiales del muro fronterizo y los venden para reforzar la seguridad de sus hogares


Existen muchos adjetivos para describir un muro fronterizo, “grande” o quizá “precioso”, pero lo cierto es que “fácil de robar” no debería ser uno de ellos.

Funcionarios mexicanos, quienes pidieron no ser identificados, le revelaron a la cadena KUSI-TV de San Diego que arrestaron a entre 15 y 20 personas por robar la concertina de la frontera entre Estados Unidos y México para venderla a propietarios de viviendas preocupados por su seguridad en Tijuana.

Las tropas estadounidenses instalaron el alambrado en noviembre de 2018 a instancias del presidente Donald Trump, quien estaba preocupado por una “caravana” de migrantes.

“Hemos detectado que la concertina que se instaló en el área fronteriza ya no se encuentra allí”, le confirmó al San Diego Union-Tribune Marco Antonio Sotomayor Amezcua, secretario de seguridad pública de Tijuana. “Estamos al tanto del robo de la concertina por las autoridades estadounidenses, que nos han pedido ayuda a través del personal de enlace”.

Aunque las autoridades mexicanas le dijeron al Union-Tribune que los arrestados eran en su mayoría ciudadanos mexicanos, una residente de Tijuana que instaló dicha concertina dijo que el hombre que se la vendió no parecía mexicano.

A través del muro rematado con concertina se ven los vehículos alineados para cruzar hacia Estados Unidos desde Tijuana, México, en el punto de acceso de San Ysidro. Los ladrones se han estado llevando el alambrado y vendiéndolo en Tijuana para reforzar la seguridad de los hogares. (Gregory Bull/ASSOCIATED PRESS)Más

La mujer, identificada como “Verónica”, le reveló al periódico El Sol de Tijuana que el hombre que le vendió el material tenía ojos azules, cabello rubio y que no hablaba bien español.

Los residentes pagaron 40 pesos para instalar la concertina fuera de sus casas, informó la cadena de televisión XEWT-12 de Tijuana. Una suma que equivale a 2,10 dólares.


Anuncio