Comprobado, caminar bajo los árboles reduce el estrés


Desde hace mucho tiempo, escritores y artistas ya habían considerado la importancia de los árboles, como parte del conocimiento ancestral, del caminar por un bosque en búsqueda de inspiración, cuando deseaban tener pensamientos mas claros o dejar preocupaciones de lado.

Pero esta vez son los científicos los que confirman este saber popular. Un nuevo estudio de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y la Universidad de Hong Kong lo confirma, y cuanto más árboles, mejor.

Hasta ahora la ciencia no había encontrado una relación entre la cantidad de vegetación que alguien ve y sus efectos en la disminución del estrés que puede sentir en consecuencia. La investigación establece una correlación, publicada en Environment and Behavior.
El estudio


El equipo de científicos, encabezado por el investigador Bin Jian, buscaba hallar la relación entre los árboles y el estrés.

Invitaron a 160 voluntarios (aproximadamente 50 hombre y 50 mujeres) a quienes se les hacia seguimiento de sus niveles de estrés diario, antes del experimento, después de estar estresados durante el experimento y después de ver uno de 10 vídeos, al final del experimento.

Luego de que los participantes escribieran su evaluación de niveles diarios de estrés, los investigadores los separaron en dos grupos: uno tenía que preparar un discurso para una entrevista de trabajo en 8 minutos y otro que restaba números al equipo de investigación sin ninguna herramienta.


Al terminar esta actividad les mostraron videos tridimensionales de calles arboladas con diferentes cantidades de vegetación. Luego de ver los vídeos, los participantes fueron llevados a una habitación silenciosa durante 15 minutos a escribir sobre su experiencia.

Los datos recogidos por la evaluación fueron increíblemente positivos, incluso contabilizando los errores de la auto evaluación. Al analizar los datos , el grupo de científicos encontró que:


“En el nivel más bajo de densidad de árboles (2%), el 41% de los participantes informaron un efecto calmante. A medida que la densidad de la cobertura arbórea alcanzó el 36%, más del 90% de los participantes reportaron una experiencia de recuperación del estrés”.

Bin Jiang explicó:

‘La reducción del estrés tiene una relación cúbica significativa con la densidad de cobertura arbórea. La reducción de la ansiedad tiene una relación cúbica marginalmente significativa con la densidad de cobertura arbórea’.

Lo mas importante de estos estudios es que no se necesitan arboles para producir estos efectos en las personas, lo cual genera reacciones encontradas ya que la mayor parte de las poblaciones vive en zonas urbanas y su acceso a la naturaleza es limitado y caminar cerca de arboles es nulo, pero por medios virtuales se establecería la conexión.

No podemos olvidar lo que somos en esencia, en la raíz,seres del planeta tierra. No podemos entrar en ese circulo vicioso de la ciudad donde la poca vegetación opaca nuestros sentidos y el estrés gobierna nuestra vida.


Anuncio