EN BÉLGICA PLANTARÁN UN ÁRBOL POR CADA BEBE QUE NAZCA


Esta es una buena transacción con la naturaleza porque por cada bebé que nazca en este país se plantará un árbol, esto será la salvación del futuro
Los problemas que produce el cambio climático cada día son más notorios por lo que muchas personas e inclusos los gobiernos se están preocupando por las repercusiones que pueden tener en el planeta.
En Bélgica ya se están tomando medidas para contribuir al cuidado ambiental, por lo que plantearon una propuesta donde pretende plantar un árbol por cada recién nacido con el fin de luchar contra el problema climático.
Esta propuesta se llevará a cabo en su etapa inicial en la ciudad de Bruselas y se extenderá por todo el país, lo que significa que para el 2020 todos los niños registrados bajo las autoridades de la cuidad o del país en general tendrán un árbol plantado en su honor y esto será informado sus padres a través de un correo.
Es una propuesta muy ambiciosa y beneficiosa para el plante y para todos los seres vivos que lo habitamos, por lo tanto, es una linda labor que hace el gobierno de Bélgica pensando en el futuro de la humanidad.

Bélgica trabaja para acabar con el cambio climático


Este proyecto tiene como finalidad reducir a gran escala los gases contaminantes que invaden sus tierras y su aire, así como adaptar a los todos a este cambio climático positivo que quieren implementar.
Un plan similar a este se realizó en Lausana en Suiza, donde desde hace 17 años se planta un árbol por cada bebe que nace. Pero el plan de Bruselas quiere ir un poco más allá.
Este proyecto se llama “Baby Boom” y tiene como objetivo la participación en la dimensión internacional requerida por el Pacto de los Alcaldes, con el fin de ayudar a reforestar los países del sur.
“Queremos dejar en claro que el problema del clima va más allá de las fronteras” afirma Benoit Hellings, funcionario encargado del Clima en la ciudad de Bruselas.
Un dato importante y que refleja la magnitud de este plan es que en Bruselas nacen anualmente alrededor de 3000 bebes y si se siembra un árbol por cada niño, se reducirá el dióxido de carbono en un total de 13 toneladas anuales.


Anuncio