Por eso no volví a tomar Coca-Cola ...! VIDEO

En los 10 primeros minutos de haberla tomado se produce en nuestro organismo la entrada de diez cucharadas de azúcar, que gracias al ácido fosfórico que corta el sabor tan dulce, te permite tomarla sin vomitar.



A los 20 minutos, se produce una subida espectacular de la insulina debida a la gran cantidad de azúcar ingerido, el hígado responde a esta subida convirtiendo rápidamente el azúcar en grasa, es por eso que esta bebida no la pueden tomar ni gente que quiera adelgazar, ni gente diabética por supuesto.

A los 40 minutos, toda la cafeína presente en la Coca-Cola ha sido absorbida, la cafeína es un estimulante del Sistema Nervioso Central que produce la inhibición de los receptores de adenosina, esto hace que usted se “despeje” y le permita no dormirse. Además se produce midriasis (dilatación) de las pupilas y aumenta la presión sanguínea.

A los 45 minutos se produce un aumento enorme de la dopamina en el cerebro, estimulando los centros de placer en diversas partes del cerebro. Se sospecha además que el efecto de la dopamina es el que produce la dependencia a la cafeína.

A los 60 minutos el ácido fosfórico forma complejos con el calcio, el zinc y el magnesio y no permite su absorción en el intestino. Además debido a las propiedades diuréticas de la cafeína se va a producir la evacuación del magnesio, zinc y del calcio que estaban dirigidos a sus huesos, así como los electrolitos, sodio y agua. Por si fuera poco, también se va a producir el llamado bajón de azúcar y los consumidores se pueden volver irritables, lentos o perezosos. También se produce un bajón de la cafeína que se producirá antes en los fumadores.

Como vemos, la Coca-Cola puede traer problemas de obesidad o empeorarlos, puede producir diabetes en gente cada vez más joven y si se toma en mucha cantidad, la cafeína puede llegar a producir irritabilidad, insomnio, taquicardia y dolores de cabeza. Cada lata de Coca-Cola contiene 50 mg de cafeína y su dosis tóxica es a partir de los 400 mg, pero teniendo en cuenta que mucha gente se toma las botellas de más de 1 litro de Coca-Cola, estos efectos se producen sin duda alguna.

Además el llamativo color que contiene la Coca-Cola y en general todos los refrescos de cola es producido por un aditivo que es el e-150, este ha sido asociado con deficiencia de la vitamina B6. Esta vitamina hidrosoluble es también conocida como piridoxina, y desarrolla una función vital en el organismo que es la síntesis de carbohidratos, proteínas, grasas y en la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas. Al intervenir en la síntesis de proteínas, lo hace en la de aminoácidos, y así participa de la producción de anticuerpos. Ayuda al mantenimiento del equilibrio de sodio y potasio en el organismo. Su carencia se puede ver reflejada en anemia, fatiga, depresión, disfunciones nerviosas, boqueras, vértigo, conjuntivitis, nauseas y vómitos.

Con una Coca-Cola light este problema podría estar solucionado, pero los sustitutivos del azúcar que está tomando o el azúcar sintética que lleva incorporada esta bebida puede provocar daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental si se toma en grandes cantidades (aunque superar los límites que da la FDA para este aditivo es muy difícil, ya que se tendrían que tomar 17 latas de Coca-Cola diarios) según unos estudios de la AMEDEC. Esta sustancia se conoce como aspartamo y además puede producir también daños a la retina y al sistema nervioso.

La Coca-Cola Zero tampoco se salva porque también contiene aspartamo que es el edulcorante artificial que sustituye al azúcar.

Conclusión: Yo lo que creo es que todo en exceso es malo, con un consumo aceptable de 2 o 3 veces por semana de esta bebida para la gente que lo tome no le va a suceder nada de nada. ¿Vosotros que opinais?.



Anuncio