Le amputaron las garras a una leona para que los niños jueguen con ella


En el zoológico de Rafah, en Gaza, Palestina, se le amputaron las garras a una leona para que los niños puedan jugar con ella. Los animalistas ya denunciaron a las autoridades, pero el daño está hecho.

El zoológico de Rafah en la Franja de Gaza es un verdadero zoológico de tristezas. Los animales malnutridos y enfermos sufren en jaulas estériles, mientras que los animales muertos han sido embalsamados para atraer visitantes. Los frecuentes ataques militares han matado y mutilado a muchos animales en los últimos 15 años y solo han aumentado las horribles condiciones del zoológico más antiguo de Gaza.

Como si todo ello fuera poco una leona de 14 meses fue sometida a esta intervención que terminó con sus garras para que los niños que visiten el parque puedan acercarse a ella.

Los médicos veterinarios de la Fundación Four Paws, informaron que esta atrocidad equivale a amputarle los dedos a un ser humano hasta los nudillos.

Luego de su recuperación, el felino ha vuelto a estar frente al público. Las autoridades del zoo declararon que las garras volverían a salir después de seis meses.


Anuncio