Anuncio

  1

Ella propone multar a los hombres que se masturben


¿Cómo nos sentiríamos los hombres si las leyes restringieran nuestros derechos sobre la procreación y el control de su sexualidad? Esa parece ser la idea detrás de una iniciativa de Jessica Farrar, una congresista demócrata de Texas.

Farrar tuvo una inusual iniciativa para protestar contra las leyes que limitan el acceso de las mujeres al aborto y la planificación familiar:  propuso una legislación para multar con 100 dólares a los hombres cada vez que se masturben.
La propuesta de ley satírica 4260, presentada en el Congreso texano, estipula que cada hombre se enfrente una penalidad por cada emisión de semen fuera de una vagina o centro médico, lo que se consideraría un derroche ya que no va destinado a crear un embarazo.
La masturbación sería considerada “un acto contra un niño por nacer por no preservar la santidad de la vida”, según la legislación. El dinero beneficiaría a los niños a cargo del Departamento de Servicios Familiares y de Protección.
Además, Farrar obligaría a todo hombre que solicita una vasectomía o una receta de Viagra a someterse a un “examen digital del recto, innecesario desde el punto de vista médico”.
Esta última iniciativa responde a la medida por la cual una mujer que solicita un aborto en Texas debe someterse a un ultrasonido vaginal, que “no tiene nada que ver con su salud”.
La legisladora demócrata dijo al diario Houston Chronicle que su propuesta satírica busca llamar la atención sobre el extremo escrutinio que sienten las mujeres sobre sus decisiones del cuidado de la salud y la planificación familiar.
“Mucha gente encuentra la legislación divertida”, comentó Farrar en una entrevista telefónica. “Lo que no es divertido son los obstáculos que las mujeres de Texas enfrentan todos los días, colocados allí por las legislaturas, lo que hace muy difícil acceder a la atención de la salud”.
Farrar está cumpliendo su mandato número 11 como representante estatal para el Distrito 148. Trabaja sobre todo en asuntos que incluyen salud de la mujer, agresión sexual, derechos reproductivos, discriminación, justicia juvenil y violencia doméstica.
La semana pasada se pronunció contra el proyecto de ley que requeriría que los hospitales enterraran o cremaran los restos fetales. “La ley de los restos fetales impone creencias morales patrocinadas por el estado en las mujeres, afectando su capacidad de tomar decisiones personales con su médico”, escribió en un tuit.
De momento, su legislación satírica está acaparando mucha atención y ha generado un debate sobre los dobles estándares que rigen la salud reproductiva de hombres y mujeres.
Google Plus