10 Trampas en las que caemos la mayoría de los compradores ¡Hasta hoy!



Los clientes de cualquier tienda se parecen al personaje de la película “El show de Truman”. Cada día los observa un ejército de especialistas en publicidad que estudia su comportamiento de compra para inventar trucos aún más astutos.
Compartimos contigo las 10 trampas que nos ponen los vendedores. Comparte en los comentarios cómo haces para no comprar lo que no necesitas en el supermercado.

1. El aspecto del producto

a
Para resaltar la frescura de los alimentos y hacer que la comida luzca aún más apetitosa, los fotógrafos de comida aplican gotas de agua. Este truco también lo usan los vendedores de verduras y hierbas aromáticas en los mercados. Viendo todo esto, se nos antojan tanto que compramos estos alimentos sin tenerlo planeado.

2. Eslóganes anti publicitarios

b
“Perdón, pero no podemos vendértelo”, lo que dan a entender algunos eslóganes de Volkswagen. ¿Acaso este enfoque ha detenido a alguien? Al contrario, más atención significa ventas más altas.

3. Precios inflados

c
Casi todos los compradores caen en esta trampa. Funciona así: al principio te enseñan mercancía con precio elevado y al final, con precio bajo. Al mismo tiempo, precisamente la mercancía con el precio más bajo tiene el precio más inflado. Este truco lo usan exitosamente en los restaurantes. La misma gaseosa en la tienda, en un puesto de comida en una estación de trenes y en un restaurante cuesta diferente. La confianza a la calidad de la mercancía en un restaurante es mayor, por lo tanto, su precio es 2-3 veces mayor. Es como una señal de calidad.
d
Aquí los vendedores ofrecen autos de precios diferentes por el mismo abono mensual. Si no hay ninguna diferencia, ¿por qué comprar el auto más barato?

4. Señuelo de precios

e
“Caro“ siempre es una noción relativa, depende de con qué comparamos el producto. El propósito del señuelo es impulsar al cliente a comparar los precios y tomar la decisión ”adecuada” rápidamente.

5. Descuentos falsos

f
Muchas veces vemos en los supermercados etiquetas con precios tachados junto con sus precios de oferta. En realidad, pueden poner una etiqueta así incluso si la mercancía no bajó de precio. El precio viejo sube un 20% simplemente para que pienses que antes este producto costaba más. ¿Y quién se acuerda de cuánto costaba antes en realidad? Un descuento falso es cuando nos ofrecen, por ejemplo, café con pastel en “tan solo” 10 dólares. Incluso cuando en realidad cada uno vale 5, psicológicamente nos parece que hacemos un buen trato.

6. Reducción de tamaño

g
Este truco favorito de marcas famosas y supermercados les ayuda a mantener las ganancias al mismo nivel sin elevar el precio.

7. Efecto Gruen

h
El arquitecto Victor Gruen desarrolló el plan del primer centro comercial cerrado. Antes de eso, los supermercados consistían en edificios de un solo piso conectados entre sí. El arquitecto unió todas las tiendas bajo el mismo techo y creó un supermercado laberinto. Como resultado, creó un mundo perfecto y seguro, siempre cálido, luminoso y acogedor, donde no hay ni ventanas ni relojes. En los supermercados y centros comerciales las personas entran en un estado de desorientación y un trance ligero, se olvidan para qué habían venido y pierden la habilidad de tomar decisiones sensatas. Por lo tanto, hacen compras impulsivas y gastan mucho más de lo que habían planeado.

8. Carrito de compras grande

i
El cliente gastará un 40% más si usa un carrito en vez de una canasta. Siempre y cuando no compre para una familia numerosa o alimentos para toda la semana. Los productos de primera necesidad -por ejemplo, pan y leche- se ubican en el centro de la sala o incluso en diferentes rincones. Así es más probable que de paso el cliente agarre un par de productos no tan necesarios. Las rutas de muchos supermercados se ubican en el sentido contrario de las agujas del reloj, lo cual también provoca compras no planeadas.

9. Antropomorfismo

j
Antropomorfismo es nuestra tendencia de invertir en objetos y cosas que poseen cualidades humanas. Esto incluye conversar con los aparatos electrónicos (con tu computadora descompuesta, por ejemplo), ponerles nombres a los autos y hablar con los animales como si fueran humanos. Las películas “Cars“, ”Minions” y la lámpara del estudio Pixar son ejemplos exitosos del antropomorfismo. Si una marca comercial usa animales en su envoltura/caja, los clientes sienten simpatía y compadecen a estos personajes. El antropomorfismo aumenta la confianza hacia la marca y, por lo tanto, incrementa sus ventas.

10. Ubicación de alimentos astuta

k
Los estantes superiores, por lo general, se les otorgan a las marcas menos conocidas; los del medio son “los estantes de oro“, dedicados a las marcas más famosas; los de abajo se les dan a las empresas desconocidas y artículos para los niños. La renta de los ”estantes de oro” vale más, lo cual se refleja en el precio final que pagamos por la mercancía. Para no caer en esta trampa, simplemente sigue esta sencilla regla: antes de tomar un producto de un estante central, compara los precios y la calidad de los mismos productos en los estantes superiores e inferiores.
Google Plus



X

Facebook

Unete a nuestra FANPAGE!

Contact Us