Anuncio

6 películas que ampliarán tu mente y te harán cuestionarte la realidad y la vida

Algunas películas están hechas para tocar nuestro corazón y nuestra alma con un exceso de sentimientos. Ellos nos hacen entrar en contacto con nuestra humanidad y nuestra empatía. Y algunas películas están hechas para tocar nuestra mente, para poner a trabajar nuestros engranajes mentales, y para despertar y expandir nuestra conciencia. Son películas que tienen que ver con las preguntas con las que todos estamos demasiado ansiosos y demasiado miedosos para reflexionar. Son esas películas que marcan nuestro despertar, y que nos empujan a ver la vida y nuestra existencia de una manera diferente.

1. Vida Despierta, por Rickard Linklater

¿Qué es un sueño, y que es realidad? ¿Podemos distinguir realmente entre ellos dos? ¿Y qué significa un sueño? Estos son sólo unos pocos ejemplos de preguntas, de la amplia gama que la película de Linklater ofrece. El protagonista deambula por momentos, diálogos, personajes sin nombre y en algunas escenas importantes, donde ni siquiera está presente. En otra, vemos una pareja en otra versión de la película (Ethan Hawke y Julie Delpy de la popular franquicia de la película romántica “Antes del Amanecer / Atardecer / Medianoche”), sin ninguna explicación. Es una película informal. Se mueve de lo etéreo a lo real, cuestionando la validez de cada aspecto de la existencia, y terminando con la espalda recta en una crisis existencial, esta película va a llenar tu mente con preguntas filosóficas, y la más grande de ellas: ¿Es real mi vida?


 [showads ad=center]

2. Samsara, por Ron Fricke

“Samsara” es una pequeña película documental realizada en 2011, por las mismas personas que habían colaborado en dos similares en términos estilo y tema, en las últimas décadas, “Baraka” y “Chronos”. El título de la película es la palabra sánscrita para el lazo de la vida continua. Literalmente significa el “flujo continuo”, la palabra se ha utilizado para describir el ciclo del nacimiento, la muerte y el renacimiento, temas y términos que aparecen dentro de la película. Las imágenes son hermosas, y la partitura musical las complementa en su justa medida. Los pequeños bloques de narrativa visual están unidos entre sí, en un flujo complejo, y el mensaje es uno de conciencia global e interconexión.



 3. Tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas, de Apichatpong Weerasethakul
“Tío Boonmee” salió en 2010 y fue la primera película tailandesa en ganar la Palma de Oro. El personaje principal, el tío Boonmee, está muriendo; durante el curso de sus últimos días de vida, se va en un viaje para explorar sus vidas pasadasjunto a sus seres queridos, ya sea en espíritu o en una forma física.
La película era en realidad la última parte de una trilogía de películas vagamente vinculadas, titulada “primitivo”, y se centró sobre todo en un área particular de Tailandia. Sin embargo, mientras que las otras dos películas de “primitivo” como proyecto se centraron más en la memoria colectiva de la zona, de una manera más política e histórica, “Tío Boonmee” es más como “un diario personal”, según el director.
Se ocupa de los asuntos de la memoria, la transformación, la reencarnación, y la naturaleza de las cosas frente a la muerte. Una película muy interesante para aquellos que no se desaniman con lo “artístico” de la misma. Sin embargo, no es sólo un estudio sobre la muerte y la vida anterior, sino también el tributo de Weerasethakul al arte del cine.


 [showads ad=center]

4. Bajo la piel, de Jonathan Glazer

Una película muy reciente, lanzada hace apenas unos meses, con Scarlett Johanson en una de sus mejores, si no la mejor, de sus actuaciones en toda su carrera. La trama es la siguiente: Scarlett es un alien, cuyo nombre nunca averiguaremos. Ella asume forma humana y comienza a seducir a los hombres, y los lleva a su “lugar de la cosecha”, como uno podría llamarlo. Decir algo más acerca de la trama arruinaría por completo tu experiencia. “Bajo la piel” te dejará aturdido, con los ojos abiertos, tratando de comprender e interpretar lo que has visto. Mientras que las películas anteriores en esta lista lidian con los asuntos de la vida, la muerte y la reencarnación, éste se ocupa de la conciencia como un ser humano, y la experiencia personal.
Las primeras líneas de la película son los sonidos de nuestra protagonista alien, aprendiendo a hablar, casi como un bebé. Ella desarrolla una conciencia, experimenta el crecimiento y la humanidad, y se encuentra cara a cara con la experiencia de ser humano. Sólo mira la película. No ha sido llamada el nuevo “2001: Una odisea del espacio” por nada.


 5. Dentro del vacío, de Gaspar Noe
También conocido como “ácido en la película”. Esta película se siente como un viaje continuo, y con una buena razón. Noé utiliza, luces de neón de colores audaces, y  la perspectiva en primera persona realmente puede estropear nuestra percepción (me refiero, a los negros de la cámara que aparecen momentáneamente cuando los protagonistas parpadean. No se puede obtener nada en primera persona más que eso).
No sólo eso, sino que después de un tiempo, la historia se vuelve más extraña; nuestro protagonista muere, y vemos su viaje fuera del cuerpo a través de sus ojos, mientras viaja a través del tiempo y el espacio, el ritmo de juego de la película es cada vez más rápido y más rápido, culminando (sin doble sentido) en una escena de sexo bastante inquietante. El final, sin embargo, es otro giro de la trama, que nos deja estupefactos. ¿Es esta otra vida, o simplemente es un descarnado de la teoría de que cuando morimos, la percepción de la mente acerca del tiempo nos hace revivir nuestra vida en un esfuerzo desesperado por sobrevivir, dando vueltas y vueltas? Alimento para el pensamiento.



 6. Cualquier cosa por Andrei Tarkovsky
Literalmente, cualquier cosa. “Solyaris”, “el acosador” y “El espejo” son un muy buen comienzo, y no olvidemos “Nostalgia”. El cine soviético siempre ha sido especial, pero Tarkovsky es el pináculo de provocar el pensamiento y la realización de películas de reflexión. La infancia, los sueños, la memoria, la metafísica y dormir como…, son marcas comerciales de sus películas, y ninguna de las películas de Tarkovsky, te hará sentir lo mismo después de verlas.
Hay mucho simbolismo en sus obras, y el objetivo de Tarkovsky era crear una forma de cine que “esculpiera el tiempo”, alterando nuestra percepción y mostrándonos hasta qué punto todo es relativo a la percepción. Puede que no sea el cineasta más fácil de entender, pero una vez que lo intentas, vas a seguir viniendo, hipnotizado, con tu mente desconcertada, y al mismo tiempo enamorada.


 Gracias por leer, comentar y compartir las notas. Puedes suscribirte de forma 100% gratuita. Síguenos en la comunidad de FACEBOOK somos mas de 100,000 , Únete, te esperamos!
unete

Publicidad primavera 2015 300x200

Fuente:
Google Plus