“EL AMOR CURA Y EL ODIO MATA”, EL CONSEJO DE UN GENIO DE LA MEDICINA



De acuerdo a un profesional en la rama de la medicina, el amor tiene la habilidad de sanar nuestro cuerpo, mientras que el odio hace todo lo contrario
Son muchas las personas las cuales han dedicado su vida al bienestar de cada uno de nosotros y en esta oportunidad te queremos platicar acerca de Jacinto Convit un médico originario de Venezuela qué pasó toda su vida cuidando pacientes que padecían de lepra.
La especialidad de este doctor era la dermatología y este dedico todas las horas posibles al día ayudar paciente tras paciente en los consultorios anexos del Hospital Vargas ubicado en caracas Venezuela.
Para el tiempo en el que él comenzó a practicar la medicina era un estigma social es la enfermedad de la lepra y él era una de las pocas personas que le brindaba un trato adecuado a cada uno de sus pacientes cuando otras personas mantenían a estos individuos encadenados e incluso custodiados por la policía.
Nosotros queremos compartir contigo no solo la vida de este gran hombre sino también una hermosa enseñanza que nos dejó la cual cambiará tu vida por siempre y habla acerca del amor.

Descubre como el amor tiene la capacidad de sanar de acuerdo a Jacinto Convit.

Amor
Este hombre pidió llegar tan lejos como fuese necesario hasta poder encontrar la cura para el cáncer de mama sin embargo dios únicamente le permitió establecer un experimento fructífero y exitoso en armadillos dónde generaba la inmunización de la lepra a través de inocular la bacteria de esta enfermedad en conjunto con una vacuna de la tuberculosis.
Estos avances permitieron que otros doctores lo relevaron de este cargo y continuarán con su ardua investigación y a pesar de que él no logró su cometido personal logró cambiar la vida de cientos de personas estableciendo los siguientes.
“El amor cura, el odio mata…no odies jamás, ama y verás que la vida fluye como agua limpia”.
Dr. Jacinto Convit
Aunque esto puede sonar como algo netamente espiritual o interno nosotros te queremos platicar acerca de que esta creencia incluso tiene la posibilidad de mantener nuestro organismo alcalino, ya que se ha demostrado que aquellas personas que almacenan o albergan odio hacia otra tienen mayores probabilidades de padecer de enfermedades tales como el cáncer, la gastritis, entre otras.
La explicación científica no se tiene y la realidad es que no sabemos si el doctor Jacinto Convit lo dijo con esa finalidad, pero ha sido una de sus frases más célebres que ha perdurado con el tiempo y el día de hoy se la queremos transmitir.
Este señor era conocido también como el José Gregorio Hernández de la pastora ya que trataba a los enfermos con una calidad humana la cual no caracterizaba a los doctores de su época y aunque no sabemos con certeza la razón de porque no hacía pensamos que se estaba rigiendo en este principio anteriormente mencionado.
Sabemos que requiere de temple y tolerancia el mantenerse en un estado de calma de forma constante, pero sabemos que no es algo imposible ya que si una persona con un horario tan ajetreado como este doctor lo logró hacer en medio de un ambiente que muchos considerarían caótico ¿Porqué no podrías hacerlo tú?


Anuncio