domingo, 16 de marzo de 2014



Un nuevo informe que circula en el Kremlin preparado por el Directorado de Inteligencia Principal del Estado Mayor de las fuerzas Armadas (GRU) señala que expertos de las Fuerzas de la Defensa Aeroespacial (VKO) continúan “perplejos” en cuanto al por qué la Marina de los Estados Unidos capturó y luego “desvió” la aeronave civil de Malaysia Airlines de su trayectoria original de vuelo hacia su enorme y secreta base en el Océano Índico que se ubica en el atolón de Diego García.
Según ese informe, el vuelo 370 de Malaysia Airlines (también marcado como vuelo 748 de China Southern Airlines a través de un código compartido) era un vuelo de pasajeros programado para salir de Kuala Lumpur, Malasia, hacia Beijing, China, cuando el 8 de marzo, esa aeronave Boeing 777-200ER “desapareció” en pleno vuelo con 227 pasajeros a bordo originarios de 15 países, la mayoría de ellos ciudadanos Chinos, y 12 tripulantes.
Es interesante señalar, dice ese informe, que ese vuelo 370 ya estaba bajo “vigilancia” del GRU después de que recibió un cargamento “altamente sospechoso” que había sido rastreado hacia la nación de la República de Seychelles, en el Océano Índico y en donde había estado a bordo del carguero de bandera Estadounidense MV Maersk Alabama.
Lo que inicialmente levantó sospechas del GRU con respecto al MV Maersk Alabama, continua indicando ese reporte, fue que en un período de 24 horas que duró la transferencia de este cargamento “altamente sospechoso” dirigido al vuelo 370 de Malaysia Airlines, los dos Navy Seals Estadounidenses asignados para protegerlo, Mark Daniel Kennedy de 43 años de edad y Jeffrey Keith Reynolds, de 44, fueron encontrados muertos bajo “circunstancias sospechosas”.
Tanto Kennedy como Reynolds, dice ese informe, estaban empleados por la firma de seguridad marítima The Trident Group, con base en Virginia Beach, del estado de Virginia, que fue fundada por Personal de Operaciones Especiales de la Marina Estadounidense (SEAL’s) y Altos Oficiales de Guerra en Tierra de la Marina y el GRU desde hace mucho tiempo sabe que protege las transferencias vitales de materiales tanto atómicos como biológicos por todo el mundo.
Ante la confirmación de parte de los elementos del GRU, de que esa carga “altamente sospechosa” estaba a bordo del vuelo 370 de Malaysia Airlines el 8 de marzo, señala ese informe, Moscú notificó al Ministerio de Seguridad de Estado de China (MSS) sus preocupaciones y recibió “seguridades” de que se tomarían “todas las medidas” para asegurarse de que se mantendría igual de oculto cuando esta aeronave entrara a su espacio aéreo.
No obstante, dice ese informe, y por razones todavía desconocidas, el Ministerio de Seguridad de Estado de China se estaba preparando para desviar el vuelo 370 de su destino programado saliendo de Beijing hacia el aeropuerto internacional de Haikou Melian (HAK) ubicado en la provincia de Hainan (Isla Hainan).
Antes de entrar a las zonas protegidas del Ejército de Liberación del Pueblo (PLA) en el Mar del Sur de la China, conocidas como Islas Spratly, continua informando este reporte, el vuelo 370 “significativamente desviado” de su curso de vuelo y que fue rastreado y ubicado por los satélites y radares del VKO volando hacia la región del Océano Índico ya casi completando su vuelo de 3,447 kilómetros (2,142 millas) hacia Diego García.
Es crítico señalar sobre la desviación del vuelo 370, dicen los expertos del GRU en este informe, que ocurrió durante el mismo periodo de tiempo en que todas las comunicaciones de teléfonos móviles de la Isla Spratly operados por la compañía China Mobile, quedaron bloqueadas.
Debe destacarse que la compañía China Mobile, extendió su cobertura telefónica en la Islas Spratly en 2011 de forma que los soldados del Ejército de Liberación del Pueblo estacionados en la isla, pescadores y naves mercantes dentro de esa área pudieran usar sus servicios móviles y poder brindar asistencia durante las tormentas y rescates marinos.
En cuando a cómo es que la Marina Estadounidense pudo desviar el vuelo 370 hacia su base en Diego Garcia, dice este informe, parece que lo pudo lograr a control remoto pues esta nave Boeing 777-200ER está equipada con un sistema de vuelo por cable (FBW) que sustituye los controles de vuelo manuales convencionales de una aeronave con una interfaz electrónica que le permite ser controlada como cualquier nave tipo drone.


Sin embargo, apunta ese informe, aunque esta aeronave puede controlarse remotamente, no se puede decir lo mismo de sus sistemas de comunicaciones que sólo se pueden cerrar de forma manual, y en el caso del vuelo 370, su sistema de reporte de datos fue cerrado a la 1:07 AM seguida por su dispositivo de radio-telecomunicación (que transmite la ubicación y la altitud) que fue cerrado a la 1:21 AM.
Lo que deja a uno “perplejo” sobre este incidente, dicen los analistas del GRU en este informe, es por qué razón las agencias de los medios de comunicación mas importantes de los Estados Unidos no han exigido al régimen Obama los ploteos del radar y las imágenes de satélite de las regiones del Océano Índico y del Mar del Sur de China, pues el ejército Estadounidense cubre toda esa área entera desde Diego García como ningún otro mar en el mundo debido a sus vitales corredores aéreos y marítimos.
Lo más triste, concluye ese informe, es que los Estados Unidos son capaces de ocultar la(s) razón(es) de la “desaparición” del vuelo 370 pues ya lo han hecho después de los eventos del 11 de septiembre de 2001 cuando el régimen Bush “hizo desaparecer” el vuelo 77 de American Airlines y sus 64 pasajeros junto con la tripulación después de haber afirmado, falsamente, que se había estrellado contra el Pentágono, pero que el servicio noticioso de la CNN confirmó que eso jamás sucedió.
Traduccion :  Sorcha Faal en español
Visto en  :  Rafapal