LOS MENSAJES SATÁNICOS DE LA MÚSICA ROCK


Los mensajes subliminales son mensajes que no los percibe el consciente, sino el subconsciente, en esta forma la persona se encuentra sin defensas ante la agresión y la manipulación. Algunos mensajes se encuentran escondidos entre el ruido de los instrumentos, gritados en forma ininteligible y otros se pueden escuchar poniendo a sonar el disco en forma inversa.

Algunas empresas (sobre todo de tipo comercial), están ligadas con una organización mundialmente oculta, cuyo fin es inducir al individuo a través de mensajes subliminales a ejecutar acciones determinadas, ya sea a consumir droga, al satanismo, a la violencia, al aborto, a dejarse violar, etc.

La música rock y electrónica manejados por esa organización oculta llevan mensajes para la perversión sexual en todas sus formas, rebelión contra el orden establecido, suicidios, etc.

El peligro es mayor cuando los jóvenes drogados o no, escuchan continuamente la música con estos mensajes subliminales, ya que de tanto gravar la orden en el subconsciente, esta se materializa y se genera la drogadicción, la perversión sexual, el suicidio, el homosexualismo, el lesbianismo, etc.

En la canción "Hotel California" del grupo Eagles, en una parte, en reverso, se oye claramente esto: "Satanás organizó su propia religión. Es un mensaje secreto". El grupo español de rock Angeles del Infierno en su canción "Pacto con el Diablo", dice: "Quieres tener el mundo a tus pies/ y yo te daré mi entera satisfacción/ no lo olvides nunca/ es un pacto con el diablo".

Este mismo grupo tiene una canción titulada "Maldito sea tu nombre", una gran blasfemia contra Dios: "Haz siempre lo que quieres/ Dios eterno todo lo haces a tu voluntad/ maldito, maldito sea tu nombre".

Marilyn Manson, quien se hace llamar así mismo como el "ANTICRISTO" y cuyo nombre lo tomó de la artista norteamericana Marilyn Monroe, quien se suicidó y de Charles Manson un terrible asesino norteamericano, es solista de un grupo de rock pesado, se operó las dos últimas costillas para poder realizarse él mismo el sexo oral, se mandó a colocar senos, se maquilla los ojos y la boca como una bruja, utiliza lentes de contacto de colores como de animal, usa trusas de colores, se viste de mujer con botas largas hasta la rodilla, utiliza tangas brasileras.
Billie Joe Amstrong del grupo Green Day, se desnuda en los conciertos. Alanis Morissette, le imprime un alto contenido de violencia y salvajismo a sus canciones e induce al sexo bestial. El grupo Red Hot Chilli Peppers, se desnudan en público, su música rock es estrambótica y en los videos hay bombardeos de imágenes y sonido que estimulan a la drogadicción y a las perversiones sexuales. La mayoría de grupos norteamericanos tiene como símbolo la cola de Satán o el número 666, que según San Juan en el Apocalipsis es el número de la bestia. Se disfrazan casi siempre de diablos, con pezuñas, se colocan aretes con cruces al revés y levantan las manos haciendo una "U" con los dedos meñique y pulgar. Nada de esto era comparable con el grotesco espectáculo que acostumbraban brindar para enloquecer aún mas a la audiencia. Los integrantes del grupo Kiss, se pintaban y vestían en forma grotesca, durante los conciertos escupían sangre, hacían gestos eróticos, prendían fuego y dominaban al público con toda clase de símbolos satánicos.

Alice Cooper, cuyo verdadero nombre es Vincent Vernier, cuenta que hace algunos años fue a una sesión espiritista donde un espíritu le prometió fama mundial si le permitía posesionarse de su cuerpo. Cooper se dedica en los conciertos a matar pájaros, perros y gatos como una especie de sacrificio, como si realmente estuviera poseído. Otros como los Rolling Stone, Black Sabath, Slayer (que traduce asesino), Ozzi Osbourne, Iron Maiden, despedazan gallinas ante el público y se toman la sangre, comen murciélagos, recoge saliva de los asistentes y luego la beben, pisan pollitos y los matan; en fin, realizan rituales similares a los del Vudú.



Anuncio